Durante este año, como otro viajero cualquiera  he buscado cruceros en muchas webs de viajes, a partir de buscadores, siguiendo ofertas, utilizando criterios de búsqueda y seleccionando algunos resultados hasta dar con la mejor elección, para la familia, para el estrés, o para el bolsillo…

Pero a raíz de mi interés por los viajes cruceros, y en un momento de euforia 2.0 me planteo la siguiente cuestión: Si yo, como usuario de Internet, soy el centro de toda promoción y publicidad de las empresas con presencia en Internet, ¿por que estoy dedicando tanto tiempo a planificar y buscar un viaje en crucero? Teniendo que filtrar tantos contenidos, resultados, condiciones y precios ‘desde’.

De cara a la comparativa de viajes cruceros, voy a seguir posicionando y promocionando en Internet mi intención de compra: ‘busco un viaje en crucero’, de modo que sean las empresas y agencias del entorno online de los viajes cruceros las que contacten conmigo, conversen conmigo a través de las redes y canales sociales (twitter, facebook, etc..) y me hagan llegar sus propuestas de viaje.

Lo que quiero es planificar mi viaje y que me ayuden en mi decisión de compra de un viaje en crucero, por lo que valoraré la calidad de los comentarios, mensajes, opiniones, y reflejaré mi opinión sobre las propuestas de viajes cruceros recibidos.